El 16 de junio de 1867 los lectores gaditanos se encontraron con un nuevo periódico: Diario de Cádiz . Era un proyecto largamente soñado por Federico Joly Velasco , que pudo poner en marcha al poco de adquirir la Imprenta Médica, una de las más prestigiosas de todo el sur de España. Diario de Cádiz nacía como periódico literario, científico y de anuncios, ampliándolo también a la esfera política cuando obtuvo el permiso correspondiente, tres meses más tarde, para publicar este tipo de noticias. Hasta ahí nada novedoso respecto a la numerosa prensa que en aquellos años se publicaba en la ciudad de Cádiz . Lo que de verdad impactó entre los lectores y lo que catapultó rápidamente al Diario de Cádiz al éxito en cuanto a ventas e influencia fue su carácter independiente. Leer más »

Cuatro jóvenes recién salidos de la Universidad de Sevilla cumplieron ayer un sueño. Gracias a su impecable expediente, a su esfuerzo y a su talento recibieron el Premio a la Excelencia Académica de manos de la Fundación Ayesa, Grupo Joly y Fundación Fidias. Eso se traduce en la consecución del bien más buscado por un recién licenciado: un trabajo. Y no cualquier trabajo. Estos jóvenes tendrán la posibilidad de ser profesionales en la ingeniería Ayesa, multinacional sevillana y andaluza que opera ya en más de 40 países y que este mismo año celebra su 50 aniversario.

Alejandro Muñoz Cueva y Patricia López, ambos por sus estudios de máster en Ingeniería Industrial; Rafael Caro, por sus estudios de máster en Ingeniería Informática; y Sergio López Burgillos, por sus estudios de Grado en Ingeniería Mecánica, fueron los reconocidos en la sexta edición de este evento, que, como recordó José Joly, presidente de Grupo Joly, incide no sólo en las calificaciones académicas sino en “cualidades orientadas a una continuidad profesional, como puedan ser trabajar en equipo o tomar decisiones complicadas en entornos dínámicos”. Son intangibles muy valorados en el entorno empresarial.

En la sexta edición del premio se han presentado 32 candidaturas de ingenieros egresados del último curso académico en diferentes ramas de la ingeniería: industrial, mecánica, química, computadores, diseño, salud, software y tecnologías informáticas.

El acto de entrega estuvo presidido, además de por José Joly, por Ana Manzanares, presidenta de la Fundación Ayesa; Antonio Ramírez de Arellano, consejero de Economía y Conocimiento; y Juan Espadas, alcalde de Sevilla. También estuvieron presentes José Luis Sevillano, director de la Escuela Superior de Ingeniería Informática de la Universidad de Sevilla y José Antonio Rodríguez, director de la Escuela Politécnica Superior, a los que Ayesa agradeció su “disposición” para hacer realidad los premios.

Ramírez de Arellano puso precisamente la acción de Ayesa como ejemplo de que el sistema educativo no funciona tan mal como se dice, e incluso funciona bien. “Cuando la empresa se internacionalizó, se dio cuenta del valor que tiene la formación en nuestro país; sus ingenieros ya estaban perfectamente formados y adaptados a los retos de la empresa”. Para el dirigente andaluz, esta es una prueba evidente de que “un sistema a veces cuestionado finalmente da lugar a personas bien formadas”. Admitiendo defectos, afirmó que el sistema “debe y suele caminar hacia la excelencia” y si se ve con perspectiva del tiempo se puede observar “el esfuerzo de muchas personas para que así sea”.

Esfuerzo que no atribuyó a los gobiernos o a los políticos, sino a toda la sociedad. Por eso, para acompañar ese empeño general, volvió a abogar por “buscar grandes acuerdos que desean tanto España como Andalucía”. “Debemos alejar de la crítica política -continuó- las cuestiones educativas y concentrar nuestros esfuerzos y nuestras energías en un acuerdo que se centre sobre todo en la calidad y las cuestiones prácticas”.

El alcalde de Sevilla, Juan Espadas, afirmó primero que es una “responsabilidad social de las empresas reconocer y fichar a los jóvenes para reforzar el capital humano” y en este sentido elogió a Ayesa por apostar por el talento andaluz, porque “eso ayuda a seguir generando riqueza”. Además, lanzó un guante a la multinacional sevillana, ya que pidió que estos egresados -que son un ejemplo de esfuerzo exitoso- vuelvan a las aulas, ya sea en Secundaria o en la misma Universidad, para relatar su experiencia y demostrar que el esfuerzo es valioso. “Podríais incluir una cláusula en la que ellos tengan que ir a contar eso, que merece la pena esforzarse y sacrificarse”. Esa será la forma, concluyó, de conseguir una sociedad que sea más rica y más justa.

Desde el ámbito universitario intervino José Luis Sevillano, el director de la Escuela Superior de Ingeniería Informática de la Universidad de Sevilla. En el mismo sentido que Espadas, reconoció que la propia Universidad puede usar estos reconocimientos para mostrar a otros estudiantes el camino. Y a continuación defendió con ahínco la calidad docente e investigadora de la Universidad de Sevilla, concretamente en el ámbito de la ingeniería.

Así, la ingeniería universitaria sevillana se mantiene entre las 200 mejores del mundo, recordó, pese a haber bajado algo en los últimos tiempos. Eso lo atribuyó Sevillano a “la falta de financiación” motivada por la crisis. “En ese aspecto hemos retrocedido a niveles de 2004, a diferencia de otros países”, señaló. Según Sevillano, ha llegado el momento de dejar atrás los recortes presupuestarios y reanudar el ritmo inversor desde empresas e instituciones.

Galería gráfica: El VI Premio a la Excelencia Académica

De nuevo, Carmen Laffón ha hecho historia. La primera mujer andaluza en ingresar en la Academia de Bellas Artes de San Fernando volvió a asumir su condición de pionera el jueves por la noche en el Hotel Alfonso XIII cuando el propio Manuel Clavero la condecoró con el V Premio que lleva el nombre de este jurista esencial en la historia de la democracia española. Laffón no es sólo la primera mujer que recoge esta distinción, símbolo de la excelencia de la sociedad civil andaluza, sino que se trata de la primera creadora, en este caso una artista, que entra en el parnaso de ilustres que completan Felipe González, Luis Rojas-Marcos, el recordado José Manuel Lara Bosch y el cardenal Carlos Amigo Vallejo, con quien se instauró la convocatoria en su primera edición. La ceremonia de entrega del V Premio Clavero Arévalo, que conceden Diario de Sevilla y la Fundación Persán, congregó a lo más granado de la intelectualidad sevillana. Y especialmente a sus mejores artistas, como Manolo Salinas, Gerardo Delgado, Juan Suárez o Curro González, porque Carmen Laffón, como recordó el vicepresidente del Gobierno andaluz Manuel Jiménez Barrios en su discurso, “es uno de los principales exponentes del arte contemporáneo español además del referente más nítido de un arte andaluz en femenino. Su testimonio y su vida, como ya afirmó la presidenta Susana Díaz, han servido también para dar proyección a las mujeres en el mundo del arte de nuestra tierra”. Hija Predilecta de Andalucía, la obra de Carmen Laffón “nos ayuda a poner la mirada en lo próximo y en lo cotidiano. Su atención al entorno de Sanlúcar de Barrameda, al Coto de Doñana o al río Guadalquivir nos ofrece una visión emotiva y profundamente original de nuestros paisajes”. Implicada siempre en la búsqueda de nuevos materiales y lenguajes, la galardonada y su obra son, subrayó Jiménez Barrios, “un lujo para los sentidos y para Andalucía”.

La galardonada, con su característica timidez, se subió al estrado tras las elogiosas intervenciones de José Joly, Manuel Olivencia y Manuel Clavero Arévalo para expresarles su agradecimiento “más profundo”, a ellos y a los miembros del jurado, por recibir un premio “que han merecido en otras ediciones personas extraordinarias de la talla de Carlos Amigo Vallejo, José Manuel Lara, Luis Rojas Marcos y Felipe González”. La artista reconoció que la embargaba aún más la emoción por ser distinguida con un reconocimiento que lleva el nombre de Manuel Clavero Arévalo, “no sólo por su prestigiosa trayectoria, sino porque me une a él un indiscutible afecto: él ha estado ligado a mi familia y sé que mi padre, con el que mantenía una gran amistad, lo apreciaba muy especialmente”.

Carmen Laffón extendió ese agradecimiento al Grupo Joly, “en el que trabajan o colaboran amigos muy queridos, y a su presidente, Pepe Joly”. “Pero me gustaría que mi gratitud fuera más allá: quiero reconocer la apuesta que hacen en sus páginas por la cultura, el rigor y el cariño con el que se trata el trabajo de los creadores”, expresó.

La condecorada no quiso tampoco olvidarse de la Fundación Persán, un referente del compromiso social en Andalucía y que patrocina este premio. Laffón destacó su cariño por su presidente, José Moya, y por su mujer, Concha Yoldi, “vecinos míos en la playa de La Jara”, el territorio mítico de una artista que no concibe la vida ni el arte sin la luz y los colores de la desembocadura del Guadalquivir.

La también Premio Nacional de Artes Plásticas cerró su discurso abrazándose a su intimidad y dedicando las últimas líneas a sus familiares y amigos más cercanos, que ella considera el sostén de su personalidad y el motor de su obra. “Cuando alguien se dedica a algo tan falto de certezas como el arte puede llegar a sentirse solo o desamparado en algunos momentos del camino, pero vuestro apoyo me ha ayudado siempre a seguir adelante, y puedo decir, sin duda, que sois otro premio en mi vida. Muchas gracias a todos”.
La concesión del V Premio Manuel Clavero a Carmen Laffón, como reconoció en la intervención que abrió el acto el presidente del Grupo Joly, José Joly Martínez de Salazar, sirve para remarcar la maestría de una de las personalidades artísticas más importantes de la historia y confirma “la ejemplar acción social que en estos tiempos tan faltos de liderazgo desarrolla en Andalucía la Fundación Persán”.

Noticia relacionada: Laffón es la primera mujer con este premio

Galería gráfica relacionada

 

Javier Chaparro es el nuevo director del diario Europa Sur, Luis Pérez-Bustamante, el de Huelva Información y Juan Ruz director de El Día de Córdoba.

La Dirección del Grupo Joly ha nombrado a Javier Chaparro director del diario Europa Sur, a Luis Pérez-Bustamante, director de Huelva Información y a Juan Ruz director de El Día de Córdoba. Esta renovación se inscribe dentro de la estrategia de reforzamiento editorial de la compañía.

Javier Chaparro (Sevilla, 1969) ocupaba desde abril de 2009 la dirección de Huelva Información. Con anterioridad había sido redactor jefe de Andalucía en la redacción del Grupo Joly en Sevilla, especializado en información política y parlamentaria. Comenzó su trayectoria profesional en Radio Aljarafe y posteriormente pasó por Canal Sur Radio y la Cadena Ser. Durante nueve años y hasta su incorporación al Grupo Joly fue redactor de El Correo de Andalucía. Sustituye en la dirección de Europa Sur a Alberto Grimaldi, que pasará a desempeñar un puesto en la redacción del Grupo Joly en Sevilla.
Luis Pérez-Bustamante (Madrid, 1975) era desde julio de 2004 director de El Día de Córdoba, periódico al que estaba vinculado desde 2001 y en el que había ocupado diversos puestos. Inició su andadura periodística en Diario de Cádiz, donde trabajó en la sección de Nacional e Internacional. Posteriormente, se incorporó a la sección de Coordinación  en la redacción del Grupo Joly en Sevilla.
Juan Ruz Alcaide (Santaella, Córdoba, 1968) era desde 2013 jefe de Información Local de El Día de Córdoba, puesto al que llegó  tras una década como responsable de la sección de Provincia. Ruz , especialista en temas de infraestructuras y medioambientales, ha desarrollado casi al completo su carrera periodística en la provincia cordobesa tanto en Diario Córdoba como en El Día, a cuya redacción ha pertenecido de forma ininterrumpida durante los últimos 16 años.

Va con paso firme el Anuario Joly, patrocinado desde el inicio por Telefónica, camino de la mayoría de edad tras cumplir su decimocuarto cumpleaños radiografiando de forma pormenorizada la actualidad de Andalucía a las puertas de alcanzar los 15 años de vigencia en 2017, una fecha señera para este grupo editorial que en unos meses alcanzará los 150 años desde su nacimiento.

La cita, convertida ya en clásica en la agenda anual de los distintos sectores regionales, tampoco decepcionó en esta ocasión. La puesta de largo se celebró en el Real Alcázar de Sevilla con la presidenta de la Junta de Andalucía, Susana Díaz, que ofreció su balance de 2015 y también sus anhelos de futuro para el año en curso y los venideros, en una comparecencia afinada, con mensajes directos, autocrítica a los políticos y referencias a la inestabilidad derivada del paso por las urnas el 20 de diciembre, amén de sus consecuencias económicas.

La líder andaluza empezó su intervención como la acabó: “Ésta ni es la España que deseaba el año pasado ni la Europa que le deseo a las generaciones venideras, y me pregunto como presidenta de la Junta si dentro de unos años, cuando miremos atrás, no sentiremos la vergüenza que muchos sintieron cuando el silencio no mostraba lo que había pasado en el corazón de Europa hace 60 y 70 años”.

 

Noticia relacionada: Retrato crítico desde Andalucía

Noticia relacionada: Noches de Alcázar

Enlace directo Anuario Joly Andalucía

Galería gráfica relacionada

 

ÉSTA es la historia de dos personas. De dos políticos, y la de ellos con una ciudad, Sevilla, y con una comunidad, Andalucía. El catedrático Manuel Clavero conoció al estudiante Felipe González en la Facultad de Derecho en la década de los 60; después compartieron legislatura en las primeras elecciones democráticas y una gesta política que se llamó 28-F, y en la noche del jueves volvieron a encontrarse. Felipe González recibió el IV Premio Manuel Clavero, que conceden Diario de Sevilla y la Fundación Persan, aunque el profesor quiso puntualizar lo siguiente sobre quien fuera su joven alumno: “El honrado con este premio soy yo”. González acercó Andalucía a un mapa de España de donde se había descolgado desde hacía dos siglos, cosió la piel con un AVE, regaló una Exposición Universal y la situó en el siglo XXI, pero el ex presidente apenas habla de ello. Habla de Grecia, de la soterrada hegemonía mundial que China está construyendo, de la desaparición de España en América Latina, de los pocos dedos de una única mano que apoyaron la unificación de Alemania, de Nixon y de Kohl, pero hay una preocupación que figura en todos sus discursos: el de la moderación como espacio político. “En España se está perdiendo la centralidad política”. Primera preocupación.

“Entre el inmovilismo y el liquidacionismo hay un enorme espacio de centralidad en España para acometer las reformas y restablecer el pacto social”, mantuvo González. Allí ya iba implícita su primera crítica al Gobierno del PP, al que no citó, y a Podemos, a los que tampoco nombró, aunque dejó una sonrojante crítica al número tres de esta formación, Juan Carlos Monedero. “He asesorado gratuitamente a muchos países latinoamericanos, y con mejores resultados”, y es que, entre los países a los que Monedero asesoró y por los que cobró 425.000 euros, se encuentra hoy Venezuela, pobre sobre una gran bolsa de gas.

La centralidad de la que habla Felipe González es el gran espacio electoral español, el templado, el mayoritario. “El político que no tiene vocación de mayorías absolutas no sirve para la política porque no tiene la vocación de convencer a todo el mundo”. Éste es el concepto de centralidad que entronca con su segunda preocupación: la falta de liderazgo en el país. No la ve en el presidente Rajoy ni, posiblemente, en otros partidos, aunque sí en la presidenta Susana Díaz.

Susana Díaz compartió mesa con González. Sabido es que el ex presidente considera que su paisana goza de la virtud del liderazgo, algo que se nota -dijo- “en el lenguaje corporal”, y se palpa que entre ambos hay una complicidad que va más allá de la militancia en el mismo partido. Felipe González aclaró que él no le ha aconsejado a la presidenta que adelante a las elecciones ni cree que ella se termine presentando a las primarias del PSOE para competir con el secretario general, Pedro Sánchez. Eso es cierto, pero como también lo es que entre ellos hay plena sintonía. De hecho, en su intervención, la presidenta andaluza se quejó de que en España “falten liderazgos como los de los años 80′” y abogó por colocar “a las instituciones por delante de los partidos”. En su intervención hizo mención a uno de los consejos que le da Felipe: “Susana, quien no crece no paga”. Esto es, que las economías estancadas de los países endeudados europeos, y véase Grecia y en menor medida España, no pueden hacer frente a su deuda mientras no prosperen económicamente. Y para ello hace falta, según González, no sólo una política monetaria expansiva, sino un estímulo constante de la demanda.

Liderazgo en la política y centralidad en los partidos, y algo más de valentía. González abogó por la implantación de las listas abiertas: “Hay que empoderar a los ciudadanos de verdad. No se empodera votando cada detalle por internet, eso es mentira”. Y el político, “que se gane el pan” para que sea el votante el que lo elija de entre el listado del partido.

Y la última gran preocupación del ex presidente es la falta de un proyecto internacional para España. La política exterior, dijo, es como una cucaña, hay que agarrase al palo, y subir muy poco a poco, pero si te paras, retrocedes y si retrocedes, pierdes años, y eso es lo que, en su opinión, le está ocurriendo al país. Y, en especial, en América Latina. González es un magnífico orador, y en su parlamento hay registros para todo. Dijo que él ha trabajado, y trabaja, con muchas universidades, en América Latina, en Europa y en España “y cuánto me gustaría que fuera con universidades de mi tierra”. Y ahí queda eso.

El alcalde de Sevilla, Juan Ignacio Zoido, que elogió al que también es Hijo Predilecto de su ciudad, aunque no iba allí a darle “ojana”, también ve en Felipe González a esos líderes que antepusieron el interés general de una nación al de un partido. Su éxito es ése, pero también algo innato, escaso, quizás hasta sevillano: las ganas de ser un líder, de querer empatizar.

Galería gráfica relacionada

La situación macroeconómica permite, al fin, que Andalucía y el resto del país tengan un horizonte despejado a corto y medio plazo para crecer y reducir la tasa de paro, su principal nubarrón. No obstante, ha sido tal el destrozo que habrá que esperar muchos años para que todo vuelva a su cauce o, al menos, a lo que había antes de la crisis. Si es que se consigue. “Es necesario un crecimiento del Producto Interior Bruto (PIB) del 2,5% hasta 2027 para recuperar el nivel de empleo de antes de la crisis”, explicó ayer Miguel Cardoso, economista jefe para España de BBVA Research, en la presentación en Málaga del informe sobre la situación económica andaluza correspondiente al primer semestre del presente ejercicio organizada por Grupo Joly, editor de este diario.

Esa fecha, lógicamente, es solo orientativa. Se podría acelerar si la economía creciera por encima de ese 2,5% o frenar si lo hiciera por debajo o incluso si se volviera a los números rojos. También es posible que se pudiera crear empleo con otros porcentajes en función del tipo de contratos, salarios, políticas fiscales, etcétera que se desarrollen en los próximos años. De hecho, ya está ocurriendo. “Con el mismo nivel de PIB creamos ahora más empleo que antes y eso puede estar ligado a la reforma laboral”, comentó Cardoso.

En cualquier caso, se hace camino al andar y tras una senda tortuosa la travesía se torna ahora algo más ligera, lo que provoca un mayor optimismo. BBVA prevé que la economía andaluza cerrará el año con un incremento del 1,5%, dos décimas por encima de la media española, y que en 2015 aumentará el PIB un 2,1%. Si se mira hacia atrás, es justo lo contrario de lo ocurrido en 2012 y 2013, cuando se produjeron descensos en esos mismos porcentajes.

El PIB andaluz y español lleva cuatro trimestres consecutivos creciendo y eso se debe, según los expertos de BBVA, a una mejora de la demanda interna y al fuerte crecimiento de las exportaciones. En el último año el consumo privado ha crecido un 4% y una cuarta parte se ha apoyado en la matriculación de vehículos gracias a las ayudas del Plan Pive. En segundo lugar, Cardoso subrayó que se ha reducido la incertidumbre y eso está animando el gasto. “Hay mucha gente que ha logrado mantener su empleo y que durante estos años ha estado ahorrando porque temía perderlo o ante la depreciación del valor de sus inmuebles o acciones, por lo que ahora se ha relajado algo más”, expresó. En el entorno internacional ocurre lo mismo. “Vemos menos tensión financiera desde la mitad de 2012. Se ha ido reduciendo la prima de riesgo y la riqueza financiera de las familias ha crecido un 35% por sus acciones en bolsa o el valor de los bonos”, añadió.

Hay varios motivos para ser optimista, hasta el punto que los problemas geopolíticos en Ucrania y Rusia, Oriente Medio, Turquía o la propia España con el intento independentista de Cataluña no están ejerciendo ninguna influencia negativa. “En otros momentos sí hubieran aumentando la tensión, pero ahora no”, dijo el economista jefe de BBVA, quien consideró que esa tranquilidad puede ser incluso un riesgo si se está infravalorando.

La economía mundial crece -este año lo hará un 3,3% y en 2015 un 3,8%- con Estados Unidos y China como los dos grandes motores y eso facilitará que las empresas andaluzas puedan exportar más, un elemento clave para seguir creciendo. La “política agresiva” del Banco Central Europeo está llevando consigo una depreciación del euro y eso anima las compraventas. España, según destacó Cardoso, es el país europeo que más está invirtiendo en maquinaria y equipo para aumentar su capacidad de producción de cara a los mercados exteriores.

En el haber, por tanto, nos encontramos con un crecimiento del consumo interno -que se elevará en 2015 por la rebaja de impuestos anunciada por el Gobierno- y buenas perspectivas para la exportación.

Hay un terreno intermedio que es el de la concesión de crédito, algo básico para que las empresas puedan vivir. Los empresarios critican por activa y por pasiva que el grifo sigue cerrado y que el escaso crédito existente es caro, con tasas que duplican las que se piden en Francia o Alemania. Hasta el Colegio de Economistas de Málaga acusó hace unos días a las entidades financieras de frenar el crecimiento económico. Cardoso, que aunque trabaja para BBVA aseguró que sus opiniones al respecto eran independientes, no compartió esa visión negativa. Explicó que sí hay nuevas operaciones de crédito y ahí se justifica, por ejemplo, el aumento de las matriculaciones, si bien subrayó que el stock total puede estar cayendo “porque hay una parte de empresas y familias que no quieren endeudarse más”. El economista jefe de BBVA afirmó que sí habrá dinero para los proyectos que sean solventes y, sobre el alto precio de los créditos, apuntó que se irá reduciendo con el aumento de la competencia entre las entidades. En este sentido, indicó que habrá 10.000 millones de euros más en créditos en los dos próximos años y hasta 50.000 millones más en cinco años.

En el debe aparece en mayúsculas la necesidad imperiosa de reducir la tasa de paro en Andalucía, superior al 30%. Cardoso abogó por flexibilizar más la negociación colectiva y ligar los salarios a la productividad para que las empresas puedan reducir márgenes y ser más competitivas. También abogó por incentivar la contratación fija y consideró fundamental, dada la gran cantidad de desempleados de larga duración, invertir más en políticas activas de empleo. “Se gasta muy poco para la tasa de paro que hay, pero hay que vigilar los recursos y su eficiencia”, señaló. En resumen, BBVA cree que se dan todas las condiciones para que la economía andaluza prospere, pero hay que reducir de forma urgente la tasa de paro para que el esfuerzo se vea más recompensado.

Compromiso, fidelidad, historia, futuro, esperanza, agradecimiento, reconocimiento. Estos términos y otros muchos sirvieron para describir un periódico, Diario de Cádiz, que celebró el miércoles en el Palacio de Congresos de Cádiz sus 50.000 ediciones en la calle, una efeméride nada habitual en España, ya que es el cuarto que consigue llegar a esa cifra en toda la historia.

En un auditorio completamente lleno, se dieron cita en la antigua fábrica de tabacos representantes de todos los sectores de la sociedad gaditana y de toda su provincia que quisieron respaldar con su presencia un número tan histórico y una jornada muy especial porque ese día, como un guiño a los lectores, el periódico se imprimió en formato sábana.

El acto estuvo conducido por el director de Diario de Cádiz, Rafael Navas, y en el mismo intervinieron el consejero de la Presidencia, Manuel Jiménez Barrios; el presidente de la Diputación Provincial, José Loaiza; la alcaldesa de Cádiz, Teófila Martínez; y el presidente del Grupo Joly, empresa editora de Diario de Cádiz, José Joly.

Compromiso, como expresó en su discurso José Joly, “de seguir poniendo ilusionadamente la noticia en manos de los lectores de la manera que mejor sepamos hacerlo”.

Fidelidad porque el Diario, como lo llama mucha gente en la provincia, “ha formado parte de la vida de varias generaciones de gaditanos y, por ello, no debe extrañar que muchos lo consideran como parte de su patrimonio personal y emocional”. También porque siempre ha sido fiel “a los propósitos manifestados, escritos en la florida prosa de la época, en su ejemplar fundacional”, que no eran otros que la efectiva defensa de los intereses materiales y morales de Cádiz y su departamento, que hoy sería de Cádiz y su provincia.

Agradecimientos porque en todo este tiempo ha habido un sinfín de lectores que han hecho posible la travesía en el camino, anunciantes imprescindibles y también los empleados que han ido pasando por la empresa.

Y esperanza y futuro “pues no parece fácil que la función social que cumple la prensa pueda ser reemplazada por los nuevos soportes”, según apuntó el presidente del Grupo Joly.

Noticia relacionada

Suplemento especial

Galería Gráfica relacionada

Editorial

Grupo Joly y Bankia reconocen la brillante trayectoria de cinco jóvenes promesas que tomarán las riendas de Andalucía en el terreno de la ciencia, el arte, la empresa, la acción social y el deporte.

Pablo, Mariela, José David, Alberto y Sara. La brillante trayectoria de estos cinco jóvenes andaluces demuestra sin ningún género de dudas que otra forma de ver la vida, otra forma de hacer las cosas, de sentir y de vivir Andalucía es posible. En momentos de desesperanza para miles de jóvenes que ven frustradas sus aspiraciones por una situación económica que no acompaña, el ejemplo vital de los cincos galardonados con el Premio Andaluces del Futuro es el mejor estímulo. Pablo Gómez, Mariela Fernández, José David Romero, Alberto Macho y Sara Gijón demuestran desde el arte, la acción social, la empresa, la ciencia y el deporte que el futuro se diseña ahora. Y que se diseña desde Andalucía.

El Parque de las Ciencias de Granada acogió la noche del martes la entrega de unos galardones que, después de siete ediciones, se han especializado en sacar a la luz lo mejor de la región. Los Premios Andaluces del Futuro, organizados por Grupo Joly -editor de este periódico- y patrocinados por Bankia, se encargan de reconocer el esfuerzo, el tesón, la creatividad y la genialidad de la generación que tomará las riendas de Andalucía, que marcará lo que está por venir.

Más de 300 personas, entre las que se encontraban las principales autoridades políticas, económicas y sociales de Granada, se reunieron el pasado martes para rendir homenaje a estas cinco jóvenes promesas, que con toda seguridad acaban de cubrir una de las muchas etapas de su camino hacia el éxito. “En Andalucía existe más empuje del que se piensa y no son pocos los que consiguen encauzarlo”. Así lo aseguró el presidente del Grupo Joly, José Joly, que explicó que los Premios Andaluces del Futuro llevan siete años “persiguiendo a los mejores” entre los dos millones de jóvenes andaluces. La dificultad de este cometido, por fortuna, no radica en encontrar, sino en elegir. Cada año, como apuntó el secretario del jurado, José Ignacio Rufino, cuesta más trabajo tomar una decisión entre los cientos de “brillantes” candidatos.

No es fácil, pero sí necesario. José Joly apuntó que tanto el grupo editor como Bankia se han impuesto el reto de dar a conocer unas trayectorias “merecedoras de reconocimiento”, demostrando que “con rigor, esfuerzo, trabajo y constancia, Andalucía va a avanzar”. Y que lo hará desde todas las disciplinas. Desde el cine hasta el comercio internacional, pasando por la investigación científica, el deporte de élite y la accesibilidad.

El Premio a la Cultura es un buen ejemplo de que Andalucía está más allá de tópicos, de que los andaluces tienen mucho que decir en un terreno como el cine. La trayectoria del cordobés Pablo Gómez Castro, el primer premiado de la noche, es apabullante. Gómez Castro dejó sus estudios de Ingeniería para marcharse a Barcelona a estudiar Comunicación Audiovisual. Hoy está afincado en Los Ángeles, y en su currículum destacan sus trabajos en películas comoBlancanieves o Los Niños Salvajes, además del guión de The Impossible Suit, un biopic del diseñador Cristóbal Balenciaga que dirigirá Julio Medem. Pero Pablo no se contenta, y ya está preparando su primer film, basado en su salto a Estados Unidos. “Es una iniciativa valiente y generosa dedicar tiempo y dinero a impulsar la esperanza de los que estamos empezando”, aseguró el galardonado, que bromeó sobre su preocupación de que el jurado lo considerara “poco andaluz y poco del futuro”. Pablo Gómez aseguró reconocerse en una Andalucía “que ama y se deja amar; que no tiene complejos”, y agradeció a sus padres haberle enseñado a ser “perseverante y libre”.

La perseverancia también es clave en el trabajo que desarrolla la arquitecta Mariela Fernández, Premio a la Acción Social. La directora técnica de la asociación granadina La Ciudad Accesible, fundada por el empresario Antonio Tejada, trabaja sin descanso por conseguir “ciudades para todos”, por hacer de la accesibilidad un concepto universal que beneficia a toda la población. “Nos dicen que estamos haciendo accesible España desde Granada”, indicó la granadina, que quiso compartir el galardón con las más de 60 personas que forman parte del equipo de la asociación. “Nuestra filosofía es que muchas personas pequeñas, haciendo cosas pequeñas, pueden cambiar el mundo”.

José David Romero, Premio a la Empresa, también ha marcado un antes y un después en su compañía. El ubriqueño ha revolucionado Pielfort, una empresa familiar dedicada a la marroquinería que se ha beneficiado de una capacidad de aprendizaje envidiable. “Mi generación es la generación del esfuerzo”, aseguró José David, que ha demostrado de sobra hasta dónde se puede llegar con tesón. De forma autodidacta, el empresario aprendió marketing, comunicación 2.0 y diseño gráfico para convertir a Pielfort en una de las empresas del sector con mayor reconocimiento digital, lo que le ha llevado a firmar acuerdos comerciales con Swarosvski o Marvel. “El esfuerzo y la superación nos llevarán a donde queramos”, concluyó.

Carreras que cambian el arte, que cambian las ciudades, que cambian las empresas y, también, la ciencia. Este es el caso de Alberto Macho, líder de un grupo de investigación en Shanghái (China). El biólogo malagueño, Premio a la Ciencia, ha trabajado becado en el Sainsbury Laboratory (Norwich, Reino Unido), desde donde llamó la atención a la revista Science con su trabajo sobre la incidencia de las bacterias en el estrés de las plantas. Desde allí, y tras participar en un simposio en China, fue invitado a dirigir su propio equipo de investigación en el Shanghai Center for Plants Stress Biology. En la ceremonia del martes sólo tuvo palabras de agradecimiento -“he tenido la suerte de trabajar con científicos extraordinarios que me han enseñado muchísimo”- y de ánimo para los jóvenes andaluces: “hay que formarse y hacer las cosas bien para lograr lo que uno se propone”.

El Premio al Deporte fue para Sara Gijón, nadadora de natación sincronizada que se ha abierto un hueco en un mundo difícil, hasta el punto de ser la primera andaluza que ha participado en un mundial absoluto (Shanghái 2011) y en traerse a casa una medalla de bronce en la modalidad de equipo. “Es muy importante tener el apoyo de mi tierra”, aseguró Sara, antes de agradecer el soporte incondicional de su familia.

El acto de entrega de los galardones también contó con la presencia del presidente de la Diputación Provincial de Granada, Sebastián Pérez, que reconoció que “el mayor patrimonio de Andalucía son los jóvenes” y que premios como los otorgados por Grupo Joly y Bankia son “el mejor estímulo para conseguir una sociedad más avanzada y más justa”.

El encargado de cerrar la ceremonia fue el consejero de Cultura, Educación y Deporte de la Junta de Andalucía, Luciano Alonso. “Los premiados muestran otra dimensión andaluza, proponen al conjunto de la ciudadanía modelos a seguir”, señaló el consejero, que confió en que el premio sea para estos jóvenes andaluces, que tendrán que “tomar el relevo” de la región, un empujón “para seguir trabajando” y demostrando una “capacidad de iniciativa y un afán de superación” que determinarán el futuro de la nueva Andalucía.

Ver Galería gráfica

 

La economía andaluza crece a una velocidad superior a la esperada y eso se está reflejando en el empleo. Tanto que incluso los políticos ya se atreven a dar cifras y fechas concretas. “Andalucía está en el camino correcto, lo está demostrando, y esto permite mantener nuestra previsión de que Andalucía bajará del millón de parados en los próximos meses, antes del verano”, aseguró ayer el consejero en funciones de Economía, Innovación, Ciencia y Empleo, José Sánchez Maldonado, en un desayuno informativo organizado por el Grupo Joly -editor de este diario- y Banco Santander en Málaga con motivo de la presentación de la segunda edición del Programa de Prácticas Profesionales en la región. Sánchez Maldonado auguró que se crearán unos 80.000 empleos nuevos este año, “casi el doble de la previsión realizada inicialmente”.
Parece incuestionable que la recuperación económica es real y así lo demuestra el crecimiento del Producto Interior Bruto. Se están incluso mejorando las estimaciones y eso hace que se amplíe el optimismo. “En Andalucía lo estamos haciendo bien. Hace justo un mes, a principios de marzo, hemos revisado al alza la previsión de crecimiento de la economía andaluza para 2015, estimando un incremento real del PIB del 2,4%, 0,6 puntos por encima de la previsión anterior del 1,8% recogida en el Presupuesto para 2015, que fue elaborado en el mes de octubre del pasado año. De esta manera, se prevé que el año 2015 será significativamente mejor que 2014, con un crecimiento económico un punto superior”, explicó el consejero, quien recordó que hay expertos que apuntan a que se podría crecer hasta el 3% en el presente ejercicio. De cumplirse esas previsiones, la Junta considera que el empleo podría crecer aún más.
El consejero sacó pecho porque los datos del Servicio Público de Empleo Estatal (Sepe) en marzo fueron especialmente positivos para Andalucía, ya que esta región lideró el descenso del paro en España y el incremento en el número de afiliados a la Seguridad Social, de forma que uno de cada cuatro nuevos cotizantes era andaluz.  “La economía andaluza está recogiendo los efectos de la que es, en mi opinión, una acertada política económica instrumentada desde el Gobierno regional, a la vez que participando de una mejoría del contexto exterior”, apuntó.
No obstante, con un millón de parados no se pueden lanzar las campanas al vuelo, máxime cuando la situación laboral de miles de andaluces que sí tienen un contrato tampoco es boyante. El consejero reconoció que “nos queda mucho por hacer” y destacó que el 90% de los contratos que se suscriben son temporales, que ahora hay menos afiliados a la Seguridad Social que en 2011 o que la cobertura por desempleo en el conjunto del país sigue a la baja, pues hay casi dos millones de parados en España que ya no reciben ningún tipo de prestación.
Sánchez Maldonado desgranó algunas de las medidas que la Junta de Andalucía ha puesto en marcha en los últimos meses para promover el empleo. Entre ellas, subrayó que en julio de 2012 sacó el Plan de Choque por el Empleo, dotado con casi 420 millones de euros; a los que se sumaron el programa Empl@joven (abril de 2014) para reactivar el empleo juvenil; y el Programa Emple@30+ (julio de 2014), para reactivar el empleo entre la población de más de 30 años. El último plan, aprobado el 3 de marzo, supone una inversión de más de 422 millones de euros y recoge los nuevos programas para la contratación indefinida de jóvenes y mayores de 45 años, el programa de retorno del talento y el programa de fomento y consolidación de la actividad autónoma, que se prolongarán hasta 2016.
La mejora económica permite mirar hacia el futuro con más confianza, pero es clave sentar las bases de la Andalucía que se quiere. Se habla constantemente de la necesidad de cambiar el modelo productivo para paliar la excesiva dependencia de los servicios y, ahora en menor medida, de la construcción. El consejero de Economía también mencionó este aspecto.  “Hay que reorientar el modelo productivo, haciendo que siga aumentando el grado de internacionalización de las empresas; gane protagonismo el peso de sector privado en la actividad económica; se incremente la productividad, mediante el fomento de la innovación y de la calidad en la formación del capital humano; y se diversifique la estructura productiva, con reformas sectoriales que permitan un escenario de futuro para los sectores tradicionales y la incorporación de nuevos sectores a la generación de valor añadido de la economía”, dijo. Sánchez Maldonado defendió la apuesta que se está haciendo en Andalucía por la aeronáutica o el sector agroalimentario. De cara a 2020, además de favorecer el peso de la industria en la economía regional, la meta que se marca la Junta es superar los tres millones de empleados y elevar el PIB hasta los 180.000 millones de euros.
Previamente al consejero participó Enrique García Candelas, director general del Banco Santander y responsable de Santander España, quien lanzó varios mensajes positivos que supieron a gloria a los más de 300 invitados que asistieron al acto. El directivo de Santander, el mayor banco español y uno de los principales del mundo, afirmó que “es evidente que la recuperación económica se consolida” y subrayó que “las expectativas son fantásticas”.
García Candelas afirmó que en los dos primeros meses del presente año el Banco Santander ha incrementado un 3,9% la concesión de créditos a pymes, ha elevado un 26% el volumen de hipotecas y un 35% los créditos al consumo. “Son datos muy notables pero creo que debemos hacer mucho más”, subrayó. Recordó que la ampliación de capital realizada recientemente ha sido la mayor del sistema financiero europeo “y sin duda esta operación nos permitirá aumentar aún más la financiación puesta a disposición de las empresas y familias”.
Este experto precisó que “dentro del sistema financiero ya estamos en condiciones para promover la creación de riqueza y empleo y estamos intentando financiar todos los proyectos que nos han presentado”. Santander tiene en Andalucía dos millones de clientes, un volumen de negocio de 40.000 millones de euros y 130.000 accionistas.