Premios Ayesa: cuando el esfuerzo merece la pena

Cuatro jóvenes recién salidos de la Universidad de Sevilla cumplieron ayer un sueño. Gracias a su impecable expediente, a su esfuerzo y a su talento recibieron el Premio a la Excelencia Académica de manos de la Fundación Ayesa, Grupo Joly y Fundación Fidias. Eso se traduce en la consecución del bien más buscado por un recién licenciado: un trabajo. Y no cualquier trabajo. Estos jóvenes tendrán la posibilidad de ser profesionales en la ingeniería Ayesa, multinacional sevillana y andaluza que opera ya en más de 40 países y que este mismo año celebra su 50 aniversario.

Alejandro Muñoz Cueva y Patricia López, ambos por sus estudios de máster en Ingeniería Industrial; Rafael Caro, por sus estudios de máster en Ingeniería Informática; y Sergio López Burgillos, por sus estudios de Grado en Ingeniería Mecánica, fueron los reconocidos en la sexta edición de este evento, que, como recordó José Joly, presidente de Grupo Joly, incide no sólo en las calificaciones académicas sino en “cualidades orientadas a una continuidad profesional, como puedan ser trabajar en equipo o tomar decisiones complicadas en entornos dínámicos”. Son intangibles muy valorados en el entorno empresarial.

En la sexta edición del premio se han presentado 32 candidaturas de ingenieros egresados del último curso académico en diferentes ramas de la ingeniería: industrial, mecánica, química, computadores, diseño, salud, software y tecnologías informáticas.

El acto de entrega estuvo presidido, además de por José Joly, por Ana Manzanares, presidenta de la Fundación Ayesa; Antonio Ramírez de Arellano, consejero de Economía y Conocimiento; y Juan Espadas, alcalde de Sevilla. También estuvieron presentes José Luis Sevillano, director de la Escuela Superior de Ingeniería Informática de la Universidad de Sevilla y José Antonio Rodríguez, director de la Escuela Politécnica Superior, a los que Ayesa agradeció su “disposición” para hacer realidad los premios.

Ramírez de Arellano puso precisamente la acción de Ayesa como ejemplo de que el sistema educativo no funciona tan mal como se dice, e incluso funciona bien. “Cuando la empresa se internacionalizó, se dio cuenta del valor que tiene la formación en nuestro país; sus ingenieros ya estaban perfectamente formados y adaptados a los retos de la empresa”. Para el dirigente andaluz, esta es una prueba evidente de que “un sistema a veces cuestionado finalmente da lugar a personas bien formadas”. Admitiendo defectos, afirmó que el sistema “debe y suele caminar hacia la excelencia” y si se ve con perspectiva del tiempo se puede observar “el esfuerzo de muchas personas para que así sea”.

Esfuerzo que no atribuyó a los gobiernos o a los políticos, sino a toda la sociedad. Por eso, para acompañar ese empeño general, volvió a abogar por “buscar grandes acuerdos que desean tanto España como Andalucía”. “Debemos alejar de la crítica política -continuó- las cuestiones educativas y concentrar nuestros esfuerzos y nuestras energías en un acuerdo que se centre sobre todo en la calidad y las cuestiones prácticas”.

El alcalde de Sevilla, Juan Espadas, afirmó primero que es una “responsabilidad social de las empresas reconocer y fichar a los jóvenes para reforzar el capital humano” y en este sentido elogió a Ayesa por apostar por el talento andaluz, porque “eso ayuda a seguir generando riqueza”. Además, lanzó un guante a la multinacional sevillana, ya que pidió que estos egresados -que son un ejemplo de esfuerzo exitoso- vuelvan a las aulas, ya sea en Secundaria o en la misma Universidad, para relatar su experiencia y demostrar que el esfuerzo es valioso. “Podríais incluir una cláusula en la que ellos tengan que ir a contar eso, que merece la pena esforzarse y sacrificarse”. Esa será la forma, concluyó, de conseguir una sociedad que sea más rica y más justa.

Desde el ámbito universitario intervino José Luis Sevillano, el director de la Escuela Superior de Ingeniería Informática de la Universidad de Sevilla. En el mismo sentido que Espadas, reconoció que la propia Universidad puede usar estos reconocimientos para mostrar a otros estudiantes el camino. Y a continuación defendió con ahínco la calidad docente e investigadora de la Universidad de Sevilla, concretamente en el ámbito de la ingeniería.

Así, la ingeniería universitaria sevillana se mantiene entre las 200 mejores del mundo, recordó, pese a haber bajado algo en los últimos tiempos. Eso lo atribuyó Sevillano a “la falta de financiación” motivada por la crisis. “En ese aspecto hemos retrocedido a niveles de 2004, a diferencia de otros países”, señaló. Según Sevillano, ha llegado el momento de dejar atrás los recortes presupuestarios y reanudar el ritmo inversor desde empresas e instituciones.

Galería gráfica: El VI Premio a la Excelencia Académica

ACTUALIDAD

image

Premios Ayesa: cuando el esfuerzo merece la pena

Cuatro jóvenes recién salidos de la Universidad de Sevilla cumplieron ayer un sueño. Gracias a su impecable expediente, a su esfuerzo y a su talento recibieron el Premio a la Excelencia Académica de manos de la Fundación Ayesa, Grupo Joly y Fundación Fidias. Eso se traduce en la consecución del bien más buscado por un […]

image

Carmen Laffón recibe el V Premio Clavero

De nuevo, Carmen Laffón ha hecho historia. La primera mujer andaluza en ingresar en la Academia de Bellas Artes de San Fernando volvió a asumir su condición de pionera el jueves por la noche en el Hotel Alfonso XIII cuando el propio Manuel Clavero la condecoró con el V Premio que lleva el nombre de […]

image

Felipe Gónzalez recibe el IV premio Clavero

ÉSTA es la historia de dos personas. De dos políticos, y la de ellos con una ciudad, Sevilla, y con una comunidad, Andalucía. El catedrático Manuel Clavero conoció al estudiante Felipe González en la Facultad de Derecho en la década de los 60; después compartieron legislatura en las primeras elecciones democráticas y una gesta política […]

Ver resto de foros >>

FORO JOLY

subir